DISPERSIONES

DISPERSIONES

martes, 18 de enero de 2011


RETROCESO


Sepan guarecerse atónitos mis labios,
despellejados entre el salitre de tu beso,
ocultos quedamente cuando vienes.

Busquen reducirse en un pliegue pasajero,
despavoridos como locos príncipes
convertidos en rana,
oyendo la miel certera de tus mentiras.


Del poemario Las ratas de la conciencia, de Juanjo Cuenca.-