DISPERSIONES

DISPERSIONES

jueves, 27 de octubre de 2016

LA NIÑA ROTA. ENCARNI BARRERA FERNÁNDEZ




LA NIÑA ROTA



      Lola, Adora y Adela, tres mujeres de la misma familia, tres generaciones que entrelazan una historia entre la miseria de posguerra y la mentira arrastrada para poder seguir respirando cuando la vida niega el aire. Vidas arrastradas por las coincidencias del destino, ese que hace de las casualidades el medio por el que dejan de tener sentido las decisiones humanas. No importa dónde nos escondamos, lo que tenga que ser será. Una historia de opuestas situaciones que hacen de los no olvidos el motor para entretejer una tela de araña llena de pasiones y entregas prohibidas y ocultas, hacer del perdón último el suspiro para morir en paz.

      "Supo que la vida teje redes, finos hilos que se van trenzando hasta  componer una malla en la que todo flota, que el destino se encarga de reunir, como por casualidad, lo que los humanos, ingenuos ellos, creen haber rematado con un adiós que se creyó definitivo. Nada se olvida mientras haya una sola mano que recuerde un tacto, nada termina hasta que los ojos se cierran y la tierra acoge, y, ni aún entonces, lo que quedó atrás tiene dicha su última palabra".

      "En ocasiones la vida te entrega la sonrisa sin que la busques, te la pone en los labios para hacerte comprender que, durante una eternidad, sólo has vivido para eso, para escuchar la plegaria de quien destrozó una vida, para hacerte ver que tienes el poder en tus manos, en tus ojos y en tus labios. El poder de la gloria o del fuego eterno".

      "La vida era eso, caer en los mismos errores del resto del mundo, aprender que, después de todo, cada cual tiene su sitio, que nadie puede saltarse los límites".



                                               * * * * * * * *  * * * * * * * * * * * 




      Encarni Barrera Fernández nos tiene acostumbrados con sus libros (y este ya es el tercero) a un universo femenino de mujeres luchadoras, sufridoras, con voz propia y que van creciendo a medida que pasamos las páginas, para resurgir como un gran ave fénix de bellos y cegadores plumajes.
      En "La niña rota", nos encontramos la historia entrecruzada de varias mujeres, con dentelladas en el cuerpo por la dureza de la vida que les ha tocado en suerte, que saben y logran sobreponerse y encauzar su felicidad por el camino más corto, pero también más arduo: el amor.
      Nada es lo que parece, se esconden secretos en cualquier rincón, en cada mirada, pero son secretos necesarios para salvaguardar la integridad física y, sobre todo, moral.
      Con paisajes descritos con suma maestría, Encarni sabe meterse en la piel de sus personajes para poner la nuestra de gallina. La dureza de la guerra, el caciquismo recalcitrante..., todo parece confabularse para hacer de estas mujeres unas parias en la misma sociedad donde ellas cumplen el cometido más importante y genuino: luchar desde el silencio, desde la callada umbría de un salón de luto, por una sociedad más igualitaria sin descuidar jamás la protección a muerte si es preciso, de sus seres más queridos.