DISPERSIONES

DISPERSIONES

miércoles, 15 de marzo de 2017

CICLO POESÍA HUMORÍSTICA






LA NIÑA DEL ESPEJO



La niña del espejo
me mira muy callada
cuando yo
sin decir nada
me paro frente a ella.
Pero se aleja si me alejo
y si me acerco, se acerca.
¡Qué niña tan terca!
Aunque
la encuentro muy hermosa,
¿saben una cosa?...
Parece que se aburre,
porque no se le ocurre
ninguna idea propia:
¡Todo, todo me lo copia!
¡Hasta usa mi vestido!
¡Qué se habrá creído!
Sonríe si sonrío,
¿Ven?: me imita.
¡Y claro!, tirita
cuando tengo frío.
Se enoja mucho
si me enojo.
Pero entonces
yo le cierro un ojo
y ella me hace un guiño
con tanto cariño...



SAÚL SCHKOLNIK.-