DISPERSIONES

DISPERSIONES

martes, 21 de febrero de 2017

CICLO POESÍA ESPAÑOLA DE LA POSGUERRA









JOSÉ MARÍA VALVERDE





BIOGRAFÍA
José María Valverde (1926-1996), poeta y traductor, nació en Valencia de Alcántara (Cáceres).
Cursó estudios superiores de Letras en la Universidad Complutense de Madrid.
Fue profesor en Roma y catedrático de Estética en la Universidad de Barcelona.
En 1965, Valverde y otros profesores universitarios españoles renunciaron voluntariamente a sus cátedras para hacer pública su solidaridad con José Luis López Aranguren, Enrique Tierno Galván y Agustín García Calvo, tres catedráticos de la Universidad Complutense que, en agosto del referido año, habían sido separados de sus cátedras bajo la acusación de haber incitado a los estudiantes a emprender acciones subversivas contra el régimen franquista.
Tuvo que abandonar su cátedra en Barcelona por motivos políticos. En 1964 se exilió voluntariamente en Estados Unidos y Canadá, donde vivió dando clases hasta el año 1977.
En 1975, tras la muerte del dictador, fue restituido en su cátedra de Estética de la Universidad de Barcelona.
Tradujo al español el Ulises de Joyce, por la que recibió el Premio Fray Luis de León en 1978, y los poemas de Constandinos Cavafis. Fue traductor de Friedrich Hölderlin, Rainer Maria Rilke, Thomas J. Merton, Charles Dickens, Johann von Goethe, William Shakespeare, Herman Melville, James Joyce, Chistian Morgenstern y Thomas S. Eliot.
OBRA POÉTICA
Su obra se caracteriza por un acentuado humanismo con toques intimistas que se fueron haciendo más irónicos conforme avanzaba su obra.
Partió de las preocupaciones comunes de los poetas garcilasistas de posguerra para acabar abordando nuevos contenidos más acordes con las cuestiones sociales y políticas que inquietaron a los grandes artistas y pensadores de su época. La ética de tradición cristiana nunca dejará de estar presente en sus textos.
Sigue una evolución paralela a la desplegada por otros grandes poetas de su generación: Gabriel Celaya, Ramón de Garciasol, Blas de Otero, Ricardo Molina, Leopoldo de Luis, Rafael Morales, José Hierro y Carlos Bousoño.
Hombre de Dios (1945)
Poesía característica de los poetas del grupo "Juventud Creadora", que ya desde los años de la guerra venían reuniéndose para discutir esos valores morales y formales que habrían de imponerse tras la consolidación de un nuevo régimen. Exaltación gozosa del "nuevo orden" surgido tras la contienda y anhelo del glorioso pasado imperial, todo marcado por una acusada religiosidad.
La espera (1949)
Versos del domingo (1954)
Voces y acompañamientos para San Mateo (1959)
La conquista de este mundo (1960)
Años inciertos (1970)
Enseñanzas de la edad. Poesía 1945-1970 (1971)
Compilación de sus poemas.
Ser de palabra (1976)
Poesías reunidas (1990)
OBRA EN PROSA
Estudio sobre la palabra poética (1952)
Guillermo Humboldt y la filosofía del lenguaje (1955)
Historia de la literatura universal (1957)
La literatura de Hispanoamérica (1977)
Vida y muerte de las ideas (1981)
Breve historia y antología de la estética (1987)
Nietzsche, de filólogo a Anticristo (1993)
Diccionario de Historia (1995)





ELEGÍA A LA FOTOGRAFÍA DE UNA MUCHACHA DESCONOCIDA



Tendrías quince años cuando quedaste inmóvil
aquí, en la cartulina de suavísima niebla.

Te vuelves a mirarnos -con unos ojos negros,
dulces, hondos y frescos como grutas-
desde el escorzo grácil de tu cuerpo.
Dime, ¿de dónde viene tu mirada?
Habla de cosas dulces y pequeñas,
de tu vida, tu casa,
tu piso, bosque umbroso de sueños y recuerdos,
-tú eres la cierva blanca en su espesura-,
el balcón donde ves pasar las nubes,
los viejos y borrosos retratos de la sala,
las butacas de verde terciopelo gastado,
el piano, negro, mudo, con ecos, -como un pozo-,
y el bullir y las voces, apagadas
y vagas, de la sombra en los rincones…
(¡Ay tus sueños de niña!
¡Cómo están en el fondo de tus ojos
muriendo dulcemente!
Estrenabas la vida;
aquel día morías y nacías.
Y aquí, en este retrato,
frente al blanco camino,
dejaste tu niñez en la mirada.)
Esa luz que ha quedado contigo prisionera
en tu clara laguna,
es la luz que conservan
las cosas de la abuela puestas en la vitrina.

Ya te habrás olvidado. ¡Qué muerta estás aquí!
¿Dónde estarás ahora?
…Días, calles, olvidos, amores y tristezas,
relojes, calendarios, trajes, cuerpos, ventanas,
tejas, lluvias, tarjetas, zapatos ya gastados,
tranvías, ruedas, nubes, sueños, tardes, mañanas,
inviernos y veranos, rosas secas, revistas,
muertos, libros, silencios, músicas, risas, llantos,
arroyos y caminos, montañas, bosques, mares,
y un montón de minutos iguales como arenas
me separan de ti.
Pero en mi orilla queda tu retrato olvidado.

…Tendrías quince años. Yo, entonces, estaría
paseando mis sueños de niño no sé dónde.
¿Dónde estarás ahora?
Oh muchahca lejana que quizá hubiera amado
de no ser por el tiempo, el tiempo… siempre el tiempo…


JOSÉ MARÍA VALVERDE ("Hombre de Dios").-