DISPERSIONES

DISPERSIONES

miércoles, 16 de noviembre de 2016

SUSANA RUBIO

















          Susana Rubio Sabio (Motril, 1953). Pasa la niñez en la provincia de Jaén. Ya adolescente, vuelve a Motril; trabaja, forma una familia y años más tarde vuelve a las aulas para conseguir el Graduado Escolar. Ahí comienza su participación en talleres de escritura creativa, primero con Francisco Ayudarte en el "Taller de Escritura Guadalfeo", 95/97, publicándose "Llamaradas 22", colofón de dicho taller.
          En 2002 ve la luz una recopilación de canciones, poemas y romances de tradición oral: "Primera y segunda parte... ¿quién quiere otro?". En un PDC de Cultura Andaluza, dirigido por Regina Vigo.
          De vuelta en el "Taller de Escritura Guadalfeo", escribe poesía y relato, curso 2088/09. En 2012, participa en un libro combinado con el título "Sonetos y arrullos de amor/Poemario y La Reina Mora/Relatario", dedicado a Francisco Tarragona.
          Participa en certámenes literarios a nivel local, obteniendo premios tanto en poesía como en relato; hace teatro y colabora en recitales, etc.




LÁGRIMAS DULCES



Llora Motril por su caña
lágrimas de ron y miel
y el camino..., su camino,
gime de pena también.

No lo transitan las recuas
en tardes primaverales,
cargadas de azúcar nuevo
envuelto en verdes ropajes.

Ya no se ven arrapiezos
como abejas en enjambres,
libando néctares rubios
para saciar "otras hambres".

Aquella caña de armiz
no endulza los paladares,
ni claveles reventones
adornan ya los ojales.

Se fundieron en la vega
la cañadú y el clavel,
en un abrazo sin tiempo;
¡nadie los ha vuelto a ver!

La melaza se ha secado:
no hay zafra ni mondadores,
ni tocones que retoñen
en zocas, o tiernos brotes.

La acequia gorda no quiere
ya, ni siquiera verter
su sangre por los balates:
¡no hay vega que humedecer!

Mudo testigo tú fuiste:
Mutrayil, de los amores
de la caña y el clavel,
de la vega y sus colores.


SUSANA RUBIO SABIO.-