DISPERSIONES

DISPERSIONES

domingo, 15 de abril de 2012

XIII

Tengo fe en poseerte a manos llenas,
mientras canta el grillo con aire
de magnificiencia;
eres mar verde que me llama agasajado
y triste,
pavoneándose conciso a través
(y en contra)
de este cuerpo ermitaño
que te atosiga a mordiscos.
Supura tu vida en alto estandarte.

Y no consigo verle la cima.

Del poemario "La agonía de la pavesa", de Juanjo Cuenca.-