DISPERSIONES

DISPERSIONES

martes, 11 de enero de 2011

AYER FUE UN SUSPIRO


Desoyes a cada instante tumultos que acechan
erguidos bajo tu mentón -Diva de pulcra cara-,
doblando tus líneas miedos ocultos desechan
las hondas canas que mi barba destapara.

Atónito se embelesa, perplejo,
¡cuánto amor se me escapa a raudales!.
Remonta tu codo de guías complejo
y me alcanza de lleno el peor de los males.

Borra a golpe de recuerdo airoso
una hoja empapada de misivas vacuas;
utiliza el parapeto tierno y mohoso
y quedarnos quietos, como estatuas.

Un ronquido abre la sepultura de mi cuarto
temiendo arañar de par en par.
Abortado queda, simple, harto,
ya no hubo, lo que ayer fue mar.


Del poemario Las ratas de la conciencia, de Juanjo Cuenca.-