DISPERSIONES

DISPERSIONES

viernes, 10 de marzo de 2017

CICLO POESÍA HUMORÍSTICA





VECINA DEPREDADOR




La vecina de mi abuela
es un gran depredador:
dinosaurio con tacones
que grita sin ton ni son.
Parece que la señora
me quiere hoy merendar,
voy a afilarme las uñas
por si tengo que atacar.
Ella prepara a la presa
-que en este caso soy yo-
criticando si voy sucio
o diciendo: ¡qué mayor!
En el rellano al acecho
se abalanza sobre mí,
se lanza a besuquearme,
pellizcándome sin fin.
El peligro está en el aire,
¡socorro! -grito por dentro-.
Como una boa constrictor
me estruja sin miramiento.
Menos mal, llega mi abuela,
y, fuertemente me agarra,
de la fiera me libera
soltándome de sus garras.
Ahora ya podemos irnos
pero no termina así:
su apetito es insaciable
¡yo no vuelvo por aquí!


MAR BENEGAS.-