DISPERSIONES

DISPERSIONES

martes, 28 de junio de 2016

UGO FOSCOLO









Merecidamente, aunque podría abandonarte,
ahora grito a las agitadas
olas que baten los Alpes y mi llanto
dispersan los sordos vientos del Tirreno.

Esperé, porque me trajeron hombres y dioses
a un largo exilio entre gentes perjuras
de la bella ciudad donde pasas suspirando
tristemente tus días floridos.

Esperé que el tiempo y los peligros
y estas rocas que anhelante cruzo y los eternos
bosques lóbregos donde como fiera duermo

curasen mi corazón sangriento;
¡vana esperanza! entre sombras infernales Amor
me seguirá inmortal, omnipotente.


UGO FOSCOLO ("Poemas").-