DISPERSIONES

DISPERSIONES

miércoles, 15 de junio de 2016

PAUL VERLAINE








EL PAYASO


El tablado que una orquesta enfática sacude
cruje con los grandes pies del magro saltimbanqui
que arenga no sin finura y sin desdén
a mirones que patean en el barro ante él.

El emplasto de su frente y el afeite de sus pómulos
maravillan. Y perora y se calla de repente,
recibe en el trasero puntapiés, burlón,
besa en el cuello a su comadre enorme, y hace la rueda.

Lo que reclama, con toda el alma aprobaremos.
Su floreado jubón de tela y sus pantorras
girando hasta el exceso valen que nos paremos.

Mas lo que cumple a todos admirar, es ante todo
esa peluca de la que surge en la cabeza,
presta, una cola con una mariposa al cabo.


PAUL VERLAINE ("Antología Poética").-