DISPERSIONES

DISPERSIONES

domingo, 24 de enero de 2016

CICLO POESÍA DE TERROR






Para iniciar un recorrido por la obra de un gran poeta latinoamericano como el colombiano José Asunción Silva, creemos que lo ideal es hacerlo mediante un conjuro, un llamado a los que estuvieron y ya no están.
La mejor manera de escuchar las voces de los muertos es leyendo, en este caso, un pequeño conjuro poético en la pluma del querido José Asunción Silva.



LAS  VOCES SILENCIOSAS


¡Oh voces silenciosas de los muertos!
Cuando la hora muda
y vestida de fúnebres crespones,
desfilar haga ante mis turbios ojos
sus fantasmas inciertos,
sus pálidas visiones...
¡Oh voces silenciosas de los muertos!
En la hora que aterra
no me llaméis hacia el pasado oscuro,
donde el camino de la vida cruza
los valles de la tierra.
¡Oh voces silenciosas de los muertos!
Llamadme hacia la altura
donde el camino de los astros corta
la gélida negrura;
hacia la playa donde el alma arriba,
llamadme entonces, voces silenciosas,
¡hacia arriba!... ¡hacia arriba!...


JOSÉ ASUNCIÓN SILVA (1865-1896).-