DISPERSIONES

DISPERSIONES

lunes, 26 de octubre de 2015

CICLO POESÍA INFANTIL









UNA NOCHE



Una noche,...
una de esas innumerables noches
en las que la poesía vence al sueño
sentí una mirada lejana
del otro lado del mar.
Ojos tristes y profundos
que las corrientes marinas
trajeron del nuevo mundo
hasta el Atlante dormido.
Pupilas enamoradas
que impregnaron mis pinceles
de aromas de flores frescas
de la eterna primavera.
Ojos que, amantes, esperan
que me arrime a la ventana
porque quieren regalarme
un rostro de luna llena.
Fanales que me orientan
y me alumbran en la niebla,
para evitar que me pierda
entre la bruma del mar.
Y sucedió que una noche,
aquellos ojos sinceros
descendieron a la playa
a contemplar las estrellas.
Y bañados en la luna
y mojados en la arena
recibieron el influjo
de la armonía y la brisa,
de la sal y la dulzura,
del horizonte y la lluvia,
de la humedad y la espuma...
y se colmaron de amor.
Y mecidos por las olas
y arrullados por la aurora
compartieron una noche
de mis sueños de poeta.



FRANCISCO BRIZ HIDALGO.-