DISPERSIONES

DISPERSIONES

miércoles, 25 de abril de 2012

LVI

No he querido abandonarme
a este puro intento
acaramelado (corren gelatinosas
las horas),
de poseerte en una efímera
porción de desencanto.

Ni, quizás, tampoco,
desbrozarte como se quita
un vestido
en el encuentro más íntimo
y furtivo.

Serás una foto, una estampa,
un ímprobo recuerdo
de atardeceres blanquecinos.

Y no habrá vuelta.


Del poemario "La agonía de la pavesa", de Juanjo Cuenca.-