DISPERSIONES

DISPERSIONES

sábado, 8 de enero de 2011

COMO MOSCA EN EL OJO


Se ajusta el sombrero
de ala ancha y áspera
sobre la ceja derecha;
Ahora
camina rápido,
extendiendo los brazos y tocando
la farola de cristal sucio
que impregnada de luz amarilla
vomita haces de insectos.
Tañen las campanas cercanas:
arrastra el paso por el talón
demacrado,
violando esquinas demasiado prietas
que perecen engullidas
por la soledad de la noche
impune,
por cañerías oxidadas que se descuelgan
hasta la alcantarilla rauda,
cuyo rumor de podredumbre
atosiga su alma imperturbable
con el zumbido de una mosca.


Del poemario Las ratas de la conciencia, de Juanjo Cuenca.-